LEY DE LA UTILIDAD MARGINAL DECRECIENTE

Ley que afirma que la utilidad marginal de un bien para cada consumidor decrece cuando cada unidad extra del bien consumido provoca un aumento menor en su utilidad.

        Utilidad marginal decreciente y demanda

A mediados del siglo XIX se vio aparecer en varios países de Europa una corriente de ideas que, haciendo a un lado consideraciones de tipo histórico e institucional, pero también formas de organización de la producción, se proponía explicar el valor de los bienes a partir de la sicología individual. Dicho de otra manera, la concepción “objetiva” del valor – construida sobre los costos de producción, particularmente en trabajo – se abandonó en beneficio de un enfoque “subjetivo” basado en el comportamiento del consumidor, determinado por sus “gustos” y sus recursos.

 

a) El principio de la utilidad marginal decreciente.

 

Para quienes son los fundadores de esta nueva corriente, el inglés Stanley Jevons (1835-1882), el austríaco Karl Menger (1840-1921) y el francés León Walras (1834-1921), existiría, mas allá de la diversidad de los gustos individuales, una ley psicológica, según la cual la satisfacción lograda mediante el consumo de un bien aumenta con el incremento del consumo, pero tal aumento de satisfacción se produce a un ritmo cada vez más débil, de tal manera que se presenta una saturación progresiva, pero jamás total.

Tal “ley psicológica”, que para algunos como Jevons se explica por razones meramente sicológicas, ha sido denominada ley de la utilidad marginal decreciente; en este caso la palabra “utilidad” designa la satisfacción o el placer conseguido, en tanto que el adjetivo “marginal” subraya el hecho de que la utilidad de la última unidad consumida disminuye en tanto el consumo aumenta.

Así, para dar un ejemplo simple, si el consumo de una manzana otorga una utilidad de 10, la de dos manzanas una utilidad de 15 y la de tres manzanas 18, entonces la utilidad marginal de la segunda manzana es igual a 15-10, es decir 5, en tanto que la de la tercera manzana es de 18-15, o sea 3. Ahora, como 3 es menor que 5, la ley de la utilidad marginal decreciente se ha verificado, al menos en este ejemplo.

 

Resaltemos que esta ley no se expresa por una fórmula clara, contrariamente a lo que pasa en física, por ejemplo; de tal manera no se precisa a que tasa decrece la utilidad marginal en tanto aumenta el consumo ya que ésta varía de un individuo a otro; se contenta con dar el sentido de tal variación, la cual se supone igual para todo el mundo. Ahora, el hecho de enunciar hipótesis cualitativas -sentido de la variación, forma de la curva- mas que cuantitativas expresadas en cifras-, es típico en microeconomía, donde la diversidad y la complejidad vuelven problemática toda medida cuantitativa.

UTILIDAD MARGINAL

Utilidad Marginal es un concepto usado en Microeconomía y teoría económica.

 

Utilidad marginal es el cambio en la Utilidad total que experimenta el Consumidor a consecuencia de variar en una cantidad muy pequeña el Consumo de un determinado Bien, permaneciendo constante el Consumo de los otros Bienes.

 

Del concepto de Utilidad Marginal se deriva la ley de la Utilidad Marginal Decreciente.

 

Dicha ley postula que a medida que un individuo consume unidades adicionales de un Bien, la satisfacción o Utilidad total que obtiene aumentará, pero en una proporción cada vez menor, hasta llegar un momento en que consumir más unidades de dicho Bien le ocasionará una desutilidad, es decir, molestias.

 

Como ejemplo de ello, considere la gran satisfacción que brinda beber un vaso de agua fría en un día caluroso, y tal vez también un segundo vaso. Pero después de diez vasos de agua posiblemente tengamos más molestias que satisfacción.

 

Para una ampliación del concepto de Utilidad Marginal ver Utilidad.*

UTILIDAD MARGINAL

 

Utilidad Marginal es el aumento o disminución de la utilidad total que acompaña el aumento o disminución de la cantidad que se posee de un Bien. Un ejemplo que lo ilustra es el caso de una persona sedienta que encuentra un vaso de agua en el desierto. El primer vaso será extremadamente valorado. Pero si se toma un segundo vaso dicha valoración va a ser menor. El vaso número 10 probablemente no le generará ningún placer, pudiendo ocasionar incluso un malestar.

 

La raíz más profunda de la Utilidad Marginal se encuentra en Jacques Turgot y, posteriormente, en Stanley Jevons, pero la exposición formal de la Utilidad Marginal fue realizada por Alfred Marshall.

ley de la utilidad marginal decreciente Imprimir              E-Mail    Compartir

 

ley de la utilidad marginal decreciente.

Principio según el cual el consumo de unidades adicionales de un bien genera una utilidad o satisfacción adicional cada vez menor.

En otras palabras, esta ley establece que el valor que confiere un consumidor racional a las sucesivas unidades de una determinada mercancía disminuye de forma progresiva, a medida que aumenta el consumo total de dicha mercancía, ceteris paribus.

La justificación al carácter decreciente de la utilidad marginal descansa en el sentido común, que evidencia que a medida que se consumen cantidades adicionales de cierto bien la satisfacción adicional que van proporcionando éstas es menor, puesto que el consumidor se va saturando gradualmente.

P.ej., imaginemos un individuo al que le gustan las galletas y le ofrecen tres.

Una vez consumidas, se le continúan ofreciendo de una en una, de forma que poco a poco se va llenando y la satisfacción que obtiene con cada galleta adicional que come es menor.

Llevado hasta el extremo, habrá un punto en el que el consumo de otra galleta le podría producir un empacho (desutilidad): Precisamente para esa cantidad la función de utilidad total habrá alcanzado su máximo y la utilidad marginal comienza a ser no sólo decreciente, sino negativa.

Resulta interesante comparar la forma de la curva de utilidad total y la de la utilidad marginal decreciente:

La utilidad derivada de la última unidad adicional del bien consumida va decreciendo hasta llegar al punto X0 : En éste, el consumidor estaría saturado y una unidad más no sólo le reportaría menos satisfacción, si no que le desagradaría, la UM comienza a ser negativa.

El ritmo decreciente de la utilidad marginal se acepta como norma general, esto es como pauta que se cumple en la mayor parte de los casos.

Sin embargo, hay situaciones en los que ésta puede ser constante en algunos intervalos o incluso creciente.

P.ej., para algunos economistas el dinero tiene una utilidad marginal constante entre determinados tramos.

P.ej., la utilidad marginal de un buen coleccionista de sellos probablemente sea creciente, puesto que la satisfacción que experimenta cada vez que consigue un nuevo sello, casi único en el mundo, lejos de disminuir aumenta.

Señalar también que la ley de utilidad marginal decreciente está ligada al enfoque cardinal de la medida de la satisfacción en la teoría de la conducta del consumidor.

Licencia Creative Commons
La Moderna Economía Mixta por Margarita Castillo Paz se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivadas 3.0 Unported.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: